Publicado el Deja un comentario

Sillas de comedor

Hola amigos,  bienvenidos a mi blog.

Hoy quiero enseñaros como hemos reciclado estas sillas de comedor, no son sillas viejas, tendrán unos cinco años, la estructura de la sillas esta en perfectas condiciones, que es lo importante, pero al cabo del tiempo la pintura se desgasta y pierde su brillo; por lo que hemos decidido darles un aire nuevo.

Materiales:

  • agua y jabón
  • barreno pequeño
  • esponja o bayeta
  • paño de algodón ( de una camiseta vieja)
  • lijadora
  • lijas de grano fijo
  • pintura a la tiza
  • pincel
  • barniz incoloro al agua
  • espuma
  • tela
  • pegamento de contacto
  • grapadora y grapas para tapizar

 

Lo primero que tenemos que hacer es llenar un barreño con un poco de agua tibia y un chorro de jabón de cocina, el que utilizamos en casa. Con una bayeta o esponja limpiamos bien las sillas para que queden limpias y las secamos con un paño de algodón.

A continuación desmontamos la base de la silla, que más tarde vamos a tapizar.

Una vez desmontada la base, guardamos los tornillos y tuercas, para así utilizarlos más tarde cuando montemos la silla.

Ahora pasamos la lijadora con una lija de grano fino, por toda la estructura de la silla, de esta manera, al pintarla nos quedará mejor acabada y la pintura se adherirá mejor.

Una vez pasada la lija, pasamos un paño de algodón, humedecido con un poco de agua, para quitar el resto de polvo que se ha originado al lijarla.

Una vez lijada, procedemos a pintar la silla, con pintura a la tiza, ya que es una pintura fácil de usar y tiene un acabado uniforme.

Una vez pintada, dejamos secar de un día para otro y procedemos a darle un barniz incoloro al agua, para así proteger la pintura.

Ya pintada y barnizada, vamos a trabajar la base de la silla, que es de madera, para que sea mas cómoda y diferente hemos encargado espuma cortada a medida para así luego tapizarlas.

La espuma se pega con pegamento de contacto, ponemos pegamento en la base de madera y en la espuma, ponemos bastante pegamento y dejamos un par de minutos, a continuación pegamos ambas partes, ponemos peso sobre ella, yo he puesto una tabla que pesaba bastante y lo dejamos 24 horas para que se pegue  bien.

Una vez pegada la espuma a la base de la silla, procedemos a tapizarla, cortamos la tela que hemos elegido según el tamaño de la pieza a cubrir y empezamos a tapizar.

Después de tapizar la silla, podemos cubrir la parte trasera del asiento con otra tela, en la foto aparece sin cubrir; para así podeis ver como queda tapizada.

Para un acabado perfecto, debemos de cubrir esta zona con otra tela que tengamos, así queda todo cubierto.

Ya tapizada la base de la silla, volvemos a colocarla en la estructura de la silla, con los tornillos y tuercas que previamente habíamos quitado de la silla.

Y ya esta ! A disfrutar de nuestras nuevas sillas.

Espero que os haya sido útil.

Gracias por estar ahí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *