Publicado el Deja un comentario

Lámpara decorada


Vamos a decorar esta lámpara con pompones de lana, hemos hecho pompones de diferentes tonos de grises, una vez hechos,  comprobamos que sean  todos del mismo tamaño.

Vamos a decorarla, primero ponemos los pompones más oscuros, utilizamos una pistola de pegamento liquido para ir pegándolos uno a uno.

Luego pegamos los pompones gris oscuro y a continuación los gris claro.

Y ya esta, con un poco de imaginación hemos creado una pantalla original y divertida.

 

 

Espero que os haya gustado, gracias por estar ahí.

Publicado el Deja un comentario

Silla reciclada

A esta silla con la base de mimbre rota, hemos querido darle una nueva vida. Es una silla cómoda y esta en buen estado por lo que es una pena desperdiciarla.

Primero la hemos pintado en color azul /  morado, por un lado más oscuro que el otro. A continuación, en algunas zonas  la hemos lijado para sacar el color marrón original, así hemos logrado el decapado.

Como el mimbre de la silla estaba estropeado, lo hemos quitado y hemos cortado a medida una base de DM.

Lijándola bien para que se adapte perfectamente a la base de la silla.

A continuación hemos encargado una goma espuma con la medida de la base de la silla y la hemos pegado con pegamento de contacto a la base de DM.

Ahora procedemos a tapizar, la tela elegida es una tela de cactus, divertida y original, con colores que combinan con la estructura de la silla.

Ya la tenemos !! Lista para usar y disfrutar.

Recordar, tenemos que darle una segunda oportunidad a nuestros muebles, solo hace falta un poco de imaginación.

Espero que os haya gustado, gracias por estar ahí.

 

Publicado el Deja un comentario

Cómoda

Nuestra clienta estaba cansada de esta cómoda,  la veía muy oscura ya que en el espacio donde se encuentra tiene muy poca luz natural y eso creaba un espacio aún más oscuro, pero al mismo tiempo le resultaba muy útil para guardar un montón de cosas.

Por lo que decidimos darle un cambio, la pintamos de color blanco roto, aplicando la técnica decape y le cambiamos los pomos de las puertas y los cajones. Con tan solo estos retoques le hemos dado mucha luz a este espacio y a la cómoda.

 

 

Como podeis ver, no hace falta comprar una cómoda nueva, con un poco de imaginación podemos convertirla en otra casi nueva.

 

Espero que os haya gustado, gracias por estar ahí.

Publicado el Deja un comentario

Sillas de comedor

Hola amigos,  bienvenidos a mi blog.

Hoy quiero enseñaros como hemos reciclado estas sillas de comedor, no son sillas viejas, tendrán unos cinco años, la estructura de la sillas esta en perfectas condiciones, que es lo importante, pero al cabo del tiempo la pintura se desgasta y pierde su brillo; por lo que hemos decidido darles un aire nuevo.

Materiales:

  • agua y jabón
  • barreno pequeño
  • esponja o bayeta
  • paño de algodón ( de una camiseta vieja)
  • lijadora
  • lijas de grano fijo
  • pintura a la tiza
  • pincel
  • barniz incoloro al agua
  • espuma
  • tela
  • pegamento de contacto
  • grapadora y grapas para tapizar

 

Lo primero que tenemos que hacer es llenar un barreño con un poco de agua tibia y un chorro de jabón de cocina, el que utilizamos en casa. Con una bayeta o esponja limpiamos bien las sillas para que queden limpias y las secamos con un paño de algodón.

A continuación desmontamos la base de la silla, que más tarde vamos a tapizar.

Una vez desmontada la base, guardamos los tornillos y tuercas, para así utilizarlos más tarde cuando montemos la silla.

Ahora pasamos la lijadora con una lija de grano fino, por toda la estructura de la silla, de esta manera, al pintarla nos quedará mejor acabada y la pintura se adherirá mejor.

Una vez pasada la lija, pasamos un paño de algodón, humedecido con un poco de agua, para quitar el resto de polvo que se ha originado al lijarla.

Una vez lijada, procedemos a pintar la silla, con pintura a la tiza, ya que es una pintura fácil de usar y tiene un acabado uniforme.

Una vez pintada, dejamos secar de un día para otro y procedemos a darle un barniz incoloro al agua, para así proteger la pintura.

Ya pintada y barnizada, vamos a trabajar la base de la silla, que es de madera, para que sea mas cómoda y diferente hemos encargado espuma cortada a medida para así luego tapizarlas.

La espuma se pega con pegamento de contacto, ponemos pegamento en la base de madera y en la espuma, ponemos bastante pegamento y dejamos un par de minutos, a continuación pegamos ambas partes, ponemos peso sobre ella, yo he puesto una tabla que pesaba bastante y lo dejamos 24 horas para que se pegue  bien.

Una vez pegada la espuma a la base de la silla, procedemos a tapizarla, cortamos la tela que hemos elegido según el tamaño de la pieza a cubrir y empezamos a tapizar.

Después de tapizar la silla, podemos cubrir la parte trasera del asiento con otra tela, en la foto aparece sin cubrir; para así podeis ver como queda tapizada.

Para un acabado perfecto, debemos de cubrir esta zona con otra tela que tengamos, así queda todo cubierto.

Ya tapizada la base de la silla, volvemos a colocarla en la estructura de la silla, con los tornillos y tuercas que previamente habíamos quitado de la silla.

Y ya esta ! A disfrutar de nuestras nuevas sillas.

Espero que os haya sido útil.

Gracias por estar ahí.