Publicado el Deja un comentario

Cómoda

Nuestra clienta estaba cansada de esta cómoda,  la veía muy oscura ya que en el espacio donde se encuentra tiene muy poca luz natural y eso creaba un espacio aún más oscuro, pero al mismo tiempo le resultaba muy útil para guardar un montón de cosas.

Por lo que decidimos darle un cambio, la pintamos de color blanco roto, aplicando la técnica decape y le cambiamos los pomos de las puertas y los cajones. Con tan solo estos retoques le hemos dado mucha luz a este espacio y a la cómoda.

 

 

Como podeis ver, no hace falta comprar una cómoda nueva, con un poco de imaginación podemos convertirla en otra casi nueva.

 

Espero que os haya gustado, gracias por estar ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *